Soneto XXV

Antes de amarte, amor, nada era mío:
vacilé por las calles y las cosas:
nada contaba ni tenía nombre:
el mundo era del aire que esperaba.

Yo conocí salones cenicientos,
túneles habitados por la luna,
hangares crueles que se despedían,
preguntas que insistían en la arena.

Todo estaba vacío, muerto y mudo,
caído, abandonado y decaído,
todo era inalienablemente ajeno.

Todo era de los otros y de nadie,
hasta que tu belleza y tu pobreza
llenaron el otoño de regalos.

Pablo Neruda

0 comentarios:

Publicar un comentario

Este es un espacio abierto, puedes escribir lo que gustes respetando los siguientes puntos:

1.- Lo que escribas esté relacionado con el post, si gustas contactarme puedes hacerlo aqui.

2.- Todo es cuestionable, aunque ten en cuenta que existen formas de hacerlo, evita las agresiones y revisa tu lenguaje antes de publicar un comentario.

3.- Siempre hay tres verdades: tu verdad, mi verdad y la verdad, por lo que opiniones diferentes no necesariamente son equivocadas.

4.- Los comentarios son una forma de discusión abierta, por lo que al publicar uno, implícitamente entras a una discusión, con todo lo que esto representa.

5. Me reservo el derecho de eliminar comentarios que no respeten las condiciones mencionadas anteriormente.

Toma en cuenta que puedes utilizar emoticones en tu comentario, para ver una lista de los disponibles da clic en este enlace.

 
Monillo007 © 2010 | Designed by Trucks, Manual Bookmarking | Elegant Themes